No te creas todo lo que ves en TV sobre asesoría de imagen

Si bien hace tiempo contemplaba los programas televisivos sobre cambios de imagen o asesoría de imagen como algo que nos ponía en la mente de la sociedad y me parecía positivo, ahora, años después, veo que siguen con el mismo falso rollo. Y no sólo por falso sino también porque hemos evolucionado mucho más que la simpleza que vemos en TV. ¿No hay asesores de imagen auténticos y que además sean “televisivos”?

Viendo el último, en Telemadrid, me quedo con la boca abierta cuando veo a los supuestos estilistas haciendo comentarios jocosos sobre los asesorados. Me parece absolutamente intolerable.
Mira que tengo una vida que muchos dirían que no parezco un asesor de imagen. Rockero con alma de bluesman, guitarrero, amante de los tugurios con música buena, de la de verdad, me encanta la comida de siempre y los fast food y me encantan las mujeres. Vaya que ser asesor de imagen no me convierte en un pusilánime por más que los medios de comunicación se empeñen también en dar una imagen procesada y estandarizada de los que nos dedicamos a esto. Nada, pero nada que ver conmigo. Pero nunca, ni siquiera en la soledad de mi estudio cuando mi cabeza trabaja para algún proyecto, nunca, me he reído de un cliente ¡¡¡Para eso acuden a mí!!! Para encontrarse. Para que los respetemos y empaticemos con su situación. Para eso se someten a nuestro “tercer grado” de interrogatorio. No me parece difícil crear la imagen de una persona. Me parece difícil llegar a su interior. A lo que quiere y necesita. Cuando sé eso el resto es mucho más fácil. Pero lo que considero infinitamente difícil, imposible, es reírme o hacer comentarios dañinos sobre su armario, su forma de vestir, de ser o de su cuerpo o facciones.

A todos los posibles clientes de un asesor de imagen les pido que lean esto:

Un asesor de imagen nunca se reirá de usted

Un asesor de imagen nunca hará comentarios con terceros, salvo que estén implicados en el proceso de consultoría de imagen. Porque puede usted pedir un documento de confidencialidad y su asesor se lo firmará.

Un asesor de imagen, antes de empezar cualquier proceso, se interesará por sus necesidades reales.

Un asesor de imagen siempre hará un seguimiento de su proceso. Nunca abandona a un cliente con una sola propuesta.

Conseguimos un estilo propio, no una imitación de nosotros mismos. La imagen de su asesor y de usted es posible que no tenga nada que ver.

Un asesor le ayudará con entrenamientos específicos sobre actitudes, comunicación y todo lo que tiene que ver con lo que llamamos la “imagen interna” si usted lo necesita. No nos limitamos a su forma de vestir o de maquillarse y peinarse. Adecuamos la imagen externa a la interna.

Un asesor de imagen empatizará con usted, aunque no tenga que simpatizar, cada uno es como es.

Y por ultimo, por favor, no tenga en cuenta lo que vea en un programa de televisión. Lo normal será que la realidad sea más profesional y con una formación mucho más amplia. Siento la crítica pero mi profesión no es frívola, es muy seria y ayudamos de verdad a las personas que nos necesitan.