En casa de Michele Vita, la gastrotaberna

2

Michele disfruta de la vida. Se lo pasa bien haga lo que haga, porque hace lo que le parece bien. Eso se nota en la forma de crear. Gastronomía exótica. Sabores increíbles. Sorprende hasta con los platos aparentemente más sencillos. Y tengo la suerte de comer con él. Así siempre me dice “prueba esto o aquello”, o me aisla algo y me reta preguntándome si sé qué es eso. De algunos elementos ni había oído hablar. De otros sí sabía de su existencia pero me parecía increíble que estuviesen metidos en esos platos. Michele te deja con los ojos como sus platos y la experiencia de probarlos y que te explique cómo y con qué están elaborados es mejor aún.

3Charlamos de todo. Se nota, como decía al principio, que su forma de entender la vida la lleva a la creatividad. Creo que haga lo que haga al final está reflejándose en un espejo con forma de sabores.

Platos probados: Huevos rotos con foie, espaguettis de judias verdes con foie, wok de verduras, helado de violeta, huevos rotos con foie… y un “arroz callejero” servido con estilo callejero… en cartucho y con tenedor desechable de madera… para pedir, servir y poder ir degustando. Pero ya estoy advertido dee que nunca más volveré a probarlo. Es lo que Michele llama “darle el punto de hacerlo” y directo al país de Nunca Jamás.

1