ESTUDIAR ASESORÍA DE IMAGEN PERSONAL Y CORPORATIVA

Después  de más de 10 años como profesor de AIPC en enseñanza reglada más todos los cursos desarrollados a nivel particular he constatado que hay varias cuestiones que los alumnos no tienen muy claro al iniciar estos estudios.

Como asesor de imagen procuro definir las cosas por lo que son, nunca por “lo que no son”. A este tema dedicaremos un artículo monográfico. Pero hoy toca otra cosa. Al empezar a escribir me planteo cambiar hoy, y sólo hoy, mi forma de hacer las cosas. Definir algo por lo que no es, tiene la desventaja de que hay que ser igual de concreto pero con más palabras. Y eso como asesor se me hace, cuando menos, ” chirriante”. Pero considero que es el momento. Doy un motivo para cada cosa que digo. Todo tiene que ser coherente, es una deformación profesional que espero sea bien entendido.

Afirmaciones, negaciones y explicaciones.

– Es una profesión que tiene que ver con la moda.

Bueno, para un AIP la moda es un recurso. Tiene que ver con la moda porque nos llama mucho la atención a los que formamos esta y otras profesiones. Pero puedes ser AIPC sin estar demasiado interesados en ella. Cuando un cliente necesita tener un aspecto juvenil, vanguardista, o tener que mostrar que está en lo último que sale, necesitas poner la moda por delante. Para otras mil cosas más no. Las necesidades de los clientes son variadas y múltiples. Eso también se estudia. Eso sí, tienes un módulo dentro del temario que se dedica a que se sepa de todo esto y más: “Estilismo en el vestir”

– Hay que tener buen gusto.

Sí, no, quizás. Es una profesión TÉCNICA por más que no guste el término. Si estudias AIPC comprenderás que allí donde no llega la creatividad, llega la técnica. Podrás solucionar todo lo que se te ponga delante. Luego es fundamental que lo hagas único (creatividad). Pero sin agobios, si tienes buenos profesores sabrán cómo sacar lo mejor de ti. Te enseñaran de donde viene la inspiración y la creatividad y eso lo tenemos todos.

– Lo más importante es la belleza.¡¡¡ Asesoría de belleza NO es asesoría de imagen!!!

La belleza es importante. Pero piensa que hay otras profesiones que trabajan con ella. No hay que competir en ciertos campos. Peluqueros, maquilladores, sastres, médicos estéticos, etc. pueden saber de belleza, desde el punto de vista práctico, más que un asesor. Por otro lado la belleza es “relativa y subjetiva”. Lo que sí tiene que saber un asesor es diseñar imagen. Y la ” imagen” por definición, es más que el aspecto externo. Es un conjunto de rasgos percibidos.

También hay que decir que, obviamente, quien más necesita de la belleza es quien no la posee. Y por experiencia y como digo a mis alumnos “en teoría todo es corregible. En la práctica, ” todo”,  tan sólo es mejorable”. Es decir te enseñamos cómo son lo ideales de belleza. Te decimos cómo se hacen correcciones visuales. Enseñamos a ocultar y a potenciar. Pero como no haya de donde tirar… Sólo mejorarás visualmente. Entonces ¿qué se hace? Pues trabajar, entrenar y sacar adelante  “actitudes”. Todos queremos estar guapos ¡claro! Pero no puedes vender todo lo que parece que se puede hacer… Aún así digo que se puede hacer mucho. Muchísimo. Depende del presupuesto del cliente y eso no se suele decir, tiene sus limitaciones. Por proponer, hacer y arreglar me atrevo a decir que casi todo. Económicamente es un largo proceso para poder aguantarlo. Solamente nuestra tarifa sería bastante ” seria “. La asesoría de belleza es parte de la asesoría de imagen. ¡¡¡Ser asesor de imagen te habilita como asesor de belleza. La asesoría de belleza no habilita como asesor de imagen!!!!

– Hay que saber peinar y maquillar. ¡¡¡Asesoría de imagen NO es un máster en peluquería y maquillaje!!!

Bueno, el saber no ocupa lugar, puedes aprender todo lo que te propongas. Pero un asesor de imagen es un asesor de imagen. Diseña ” una imagen integral” bien sea como belleza, bien sea basada en valores y cualidades.

Voy a ser muy crítico ahora. La programación oficial de AIP (asesoría de imagen personal) de hace años está mal diseñada en este aspecto. La programación oficial de AIPC (asesoría de imagen personal y corporativa) actual está peor diseñada. Porque es ridículo hacer prácticas de peinados y maquillaje para un AIPC. Dos motivos: el primero porque nos basamos en algo que se llama “ficha de colaborador externo”. Es decir peluqueros, maquilladores, entrenadores personales, sastres, educadores de las más variadas disciplinas, que se hacen cargo de ejecutar sobre nuestros clientes aquello que se ha diseñado. Para eso son EXPERTOS en su campo. Segundo: porque la imagen del cabello no se basa sólo en un peinado aunque esté sea la forma final visible de un trabajo. También interviene el color, la textura,  el grosor, la higroscopicidad, la forma de los ” nacimientos” y tantos y tantos factores. Y tercer lugar (ya sé que he dicho dos pero puedo dar alguno más de propina ¿no?) hay todos unos ciclos formativos dedicados a estas disciplinas ¿para qué demonios queremos crear más confusión social sobre la AIPC? Nuestro trabajo es otro: diseñar. Por eso siempre he metido en mis clases lo que he llamado “el proceso de diseño en AIPC”. PUNTO.

Solamente hay que fijarse en el nombre del ciclo formativo y profesional:

ASESORÍA de IMAGEN PERSONAL Y CORPORATIVA

Estudiar AIPC te habilita como ” personal shopper” NO AL REVÉS.

Te habilita como estilista NO AL REVÉS

Te habilita como asesor de belleza NO AL REVÉS

Que es una pena que con todas las salidas profesionales que tenemos nos quedemos en simplezas.

Estos son parte de los aspectos más relevantes de las confusiones a nivel de estudiantes y a nivel social. Escribiré más sobre esto por desgracia. Pero en otro post.

Si tienes cualquier duda, ya sabes que puedes escribirme a contacto