ELEGIR UN TIPO DE COLORACIÓN PARA EL CABELLO

En el momento de elegir un tipo de coloración para el cabello siempre hay que tener en cuenta la funcionalidad de esa decisión:

  • Cubrir canas con un color muy similar al propio
  • Cubrir canas con cambio de color
  • Lucir un color diferente
  • Romper la “monotonía” del color (sea el propio o bien un color ya diferente, es decir, teñido) mediante coloraciones parciales (el ejemplo más sencillo son las típicas “mechas”)
  • Escoger un color adecuado para iluminar el rostro o para potenciar la belleza

a5ktQD619986-02[1] - copia

En esta imagen se aprecian colores “sólidos” y efectos naturales sobre la misma cabellera.

Al final casi se reduce a buscar una forma natural o, digamos, más artificial. Una armonía o un contraste.

La naturalidad se consigue imitando las gamas de colores naturales. Cualquier cabellera tiene una cualidad curiosa que es que los colores de cada cabello son muy parecidos unos a otros pero no tienen un color idéntico. Es por esto que cuando se tiñe un cabello con un color muy “sólido”, este tiene una apariencia artificial. Esa es también la razón de que en muchos casos las famosas mechas se realicen para romper esa homogeneidad y conseguir un efecto más natural.

También se da la curiosidad de que la procedencia geográfica del fabricante hace que unas marcas sean más naturales que otras (en cuanto al color, no en cuanto a la composición química). Así de una manera muy generalizada, las marcas de países europeos mediterráneos, son más naturales que por ejemplo las del resto de Europa. Las marcas “naturales” muchas veces no proporcionan una cobertura de cana “sólida” sino que es una cobertura suave, que se tiñe “parcialmente” respecto al cabello natural que tienen al lado. A la vista eso resulta un efecto natural como he explicado antes. Otras marcas colorean con tal potencia de color que igualan mucho las canas y el color natural. Esto provoca un color muy igualado que le da un aspecto “raro” a la vista, de demasiada uniformidad. Todo lo cual no quiere decir que no sean colores de calidad en cuanto a su composición y belleza.

Me parece también interesante indicar que todos los cabellos son más claros en las puntas que en las raíces. Sin darnos cuenta esto se aprecia a través de los ojos dando una sensación de que el cabello es natural y no teñido. Este aclaramiento se produce por efectos ambientales como la luz solar y por efecto de “desgaste” y sequedad normal en las zonas más lejanas de la raíz.

1 Comentario

  1. Pingback: CONSEJOS PARA ARREGLOS DEL CABELLO EN CASA – Vida en Sintonía

Comentarios cerrados