CÓMO ESTAR MÁS GUAPA

Estar más guapas o guapos es una cuestión de prioridades. Así de sencillo.


 

La primera prioridad ,y es muy obvia, es si realmente quieres. Me he encontrado demasiadas veces con aquello de quiero estar más guapa pero no quiero renunciar a mi estilo… ¿y si ese estilo no favorece tu belleza? Tendrás que plantearte crear un nuevo estilo a partir de la belleza o seguir con eso que te impide esa belleza.

Ya sé que es todo muy obvio, demasiado obvio… pero es que hay que elegir, hay que romper la excusa. Se podria modificar algo en función de ese estilo por el cual no quieres realmente ir hacia una belleza diferente. Entonces habrá que encontrar a quién, esa belleza, está dirigida… qué es también posible.

Encuentra tu prioridad y lo demás serán simplemente excusas.

Plantearse para qué o quién quieres esa belleza.

  • Por un estilo de vida nuevo
  • Por gustar a alguien
  • Por gustarte a ti mismo
  • … por lo que sea

El cambio, o mejor dicho si hay que hacer un gran cambio, no será inmediato. Puede ser todo a la vez estableciendo metas medibles y poco a poco. Una de las formas más rápidas es todo lo que afecta al cabello. Es una de las cosas más inmediatas que se pueden cambiar. Como he dicho ya cientos de veces, si vas a la peluquería, te va a costar practicamente lo mismo hacer lo de siempre o ir ya en la dirección adecuada. Con el maquillaje ocurre lo mismo. Desde el momento en el que decides cambiar, te va a costar lo mismo un color que otro. Además, hoy día, la oferta de mercado es tan grande que puedes ajustarte al presupuesto sin comprometerlo. Y así con todo, complementos, vestuario, cuiados de belleza… etc.

¿Trucos? Pues no soy demasiado amigo de dar “trucos” de belleza. Primero porque para cada uno de nosotros, hay una belleza más o menos concreta en función de nuestras posibilidades y segundo porque habría que definir esa belleza. Lo que sí puedo establecer como parte de la belleza en general son unas sencillas pautas de lo que la sociedad establece como cosas básicas del cuidado personal. Lleves lo que lleves, que esté limpio. La limpieza personal de uñas, cabello y piel en general es de libro.

Entiendo perfectamente que hay cosas que te van a decir que tú ya sabes. El arreglo de la dentadura, esos kilos de más, dejar de morderse las uñas o una piel machacada, a veces no está al alcance de todos los bolsillos, al menos para hacerlo todo de un plumazo. De hecho, creo que, si estuviera a nuestro alcance nadie sufriría por estas cosas. Se harían y punto. Por eso es fundamental que con lo que tengas hagas todo lo que puedas. Por ejemplo, si quieres muchas barras de labios y no te lo puedes permitir, con dos, como una roja intensa y algo oscura más una rosa clara, mezclándolas puedes obtener una gama aceptable para cada ocasión. Pero decora tus labios. Hace joven y es una de las cosas que ya hablan de un interés por estar mejor.

Una de las cosas en la que más nos fijamos es en las manos. Cuidadas simplemente, es más.

¿Y para decir eso tienes que escribir una entrada en el blog? Pues resulta que ando por la calle, procuro fijarme en lo que ocurre a mi alrededor, escucho conversaciones y otras veces me preguntan y la conclusión es:

quienes más reclaman belleza, son quienes menos se cuidan”

Y llego a comprender esta situación. Se plantean la belleza como un “todo y ahora”. Como eso parece imposible, pues la gente no hace nada. Empiezan las excusas y no se llega a ningún sitio. Por eso escribo esta entrada, porque es un proceso y se puede ir haciendo poco a poco. La cuestión es empezar.

Ver también

¿Cuánto cuesta una asesoría de imagen?

Atractivas a partir de los 50

 

1 Comentario

  1. Pingback: CUÁL ES TU COLOR DE CABELLO PERFECTO – Vida en Sintonía

Comentarios cerrados