IMAGEN NATURAL

El llamado “fondo de armario” contiene básicos. Pero debe estar adaptado a ti. Por mucho que leas en publicaciones.

Corregir un rostro a través del cabello o del maquillaje es fácil si aceptas el consejo profesional. Seguro vas a mejorar. Quitar las canas, mucha o pocas, con un color adecuado, te va a rejuvenecer, así como si utilizas cosméticos que mejoren la piel.

Las perspectivas sobre la imagen suelen estar “sobrevaloradas”. Suelo decir a mis alumnos que “en teoría todo es corregible. En la práctica ese “todo”, es solamente mejorable”

Un maquillaje, un corte o color son instantáneos. Acostumbrarte a esa nueva “tú” puede llevarte algún día más. Es posible que pases enfrente de un espejo y no te reconozcas. Pero es cuestión de tiempo. Todo depende del nivel de cambio realizado.

Sobre la “naturalidad” de la imagen vamos a ser realistas, una mujer bella puede ser natural y permitirse ir al mínimo de cuidado. Por experiencia sé, que nunca va a quedarse en el mínimo, pero puede permitírselo. Los demás tenemos que ir a un cuidado dedicado. No encuentres excusas en la naturalidad. La naturalidad o mejor dicho el efecto natural, también se consigue con cambios en el cabello y unas pautas de maquillaje con sus correspondientes cuidados de belleza. No hay que confundir naturalidad con cuidado mínimo. Los beneficios son rápidos y apreciables.

Cambiar la forma de vestirte también supone un cambio apreciable instantáneo. La importancia de diseñar un fondo de armario con lo básico (diario y social) es fácil de conseguir. Si todo lo que compras son pantalones vaqueros (jeans) siempre sacarás eso del armario para todo. Comprar faldas, o pantalones de otro tipo para diario es económicamente viable. Más, si es para diario. Y así con el calzado y demás componentes del vestuario. Seguro vas a mejorar.

Al principio he puesto esa frase que (“en teoría todo es corregible. En la práctica ese “todo”, es solamente mejorable”) para que entiendas perfectamente que si bien la belleza, es deseable y conseguible, no hay que renunciar a pequeños cambios que suponen un punto de inflexión hacia todo lo demás. Y como verás, no es tan difícil. No renuncies. Todo es mejorable en nosotros. Simplemente has de empezar. Porque los que tienen belleza natural pueden llevar ventaja, pero no tienes que renunciar nunca. Las personas bellas siempre tienden a ir a conseguir más. Nosotros también, porque es más fácil de lo que parece y siempre somos “mejorables”.

Y repito algo que está en algunos de mis posts: “no es más caro comprar ropa adecuada o llevar colores adecuados en cabello y maquillajes. De todas formas, vas a comprar y consumir servicios de belleza, gasta ese dinero adecuadamente que va a ser la misma cantidad poco más o menos”.

No te lances a consumir sin pensar bien qué es lo que realmente deseas. No te dejes llevar por modas. Si te mejoran adelante, si no, usa lo adecuado que es mucho más beneficioso.