LOS MEJORES PEINES DEL MUNDO

PEINES HERCULES www.vidaensintonia.comHoy traigo unas curiosidades cedidas por mi padre, Domingo Rodríguez Berrzosa, de su colección de útiles de peluquería. Entre ellas peines de carey, peines de asta y los peines “Hércules” con los que trabajó siempre.

Es posible que pienses que tener un gran peine es que sea de oro o cualquier otro metal precioso. No. Los mejores son estos. Sería retórico decir que son los mejores porque peinan bien. Es así. El cómo se deslizan por el cabello, no producir electricidad estática y los ricos materiales de que están hechos, es lo que les confiere su primer puesto en el escalafón del lujo de útiles para peinar.

 

 

Además, hice unas fotografías a un champú técnico para tratar el cabello después de ser sometido a decoloración, que ya no se fabrica. Un suavizador de navajas de madera de balsa y cuero, henna y útiles para la permanente caliente.

SUAVIZADOR MADEERA DE BALSA (1)

HENNE

BIGUDIES PERMANENTE ANTIGUOS PERMANENTE CALIENTE

SUAVIZADOR MADEERA DE BALSA (4)

PEINES DE CAREYLos peines de carey de gran valor ya que no se pueden manufacturar hoy en día por la protección de las tortugas. Estos tienen ya muchos años, cuando estaba permitido la fabricación de objetos de este material. Hechos a mano.

 

 

 

 

PEINES DE ASTALos peines de asta, que requieren de cuidados con vaselina para que no se agrieten. El curvo es para la realización de las “ondas al agua”

 

 

 

 

 

El peine fino de Hércules para la “disminución” de cortes a tijera para hombre. Muy apreciados en barbería clásica.

PEINES HERCULES Vida en Sintonía

P1180555

El Hércules para “ondas al agua”. También curvo. Para auténticas ondas al agua. Veo en muchas ocasiones ondas hechas con tenacilla o con plancha a las que se las llama onda al agua sin serlo. Las ondas al agua, las de verdad, son tremendamente complicadas de hacer. Hasta el punto que requieren de un corte especifico llamado “universal”, que guarda unas proporciones concretas. Se hacen a base de cabello húmedo (por eso de “al agua”) y con los dedos. Hay que tener mucha práctica.  

 

 

 

Estos son útiles frágiles. De los que hay que cuidar. Un golpe puede romperlos. Nada que ver con los plásticos de molde. Nada que ver con los de silicona ni, para muchos, siquiera con los de carbono.

Esto es material de lujo.