LA PROFUNDIDAD DE LA IMAGEN

 

La imagen es adecuada.


Los auténticos su estiloLa imagen personal externa, la imagen corporativa externa, con toda su importancia, que es mucha, puede quedar anulada cuando no se tienen en cuenta los factores de comunicación y las actitudes.

Reconozcamos que hay mucho talento por todas partes. De pronto crear una imagen visual espectacular parece al alcance de más gente de la que pensamos. En ocasiones, incluso, sin hacer nada ya se llega a ese estatus. Si eres una persona agraciada o si tienes un negocio y optas por el minimalismo, ya hay un camino hecho. Con poco muchas veces se consigue una primera impresión potente, atractiva y deseable.

El problema podría llegar cuando en el punto de relación interpersonal no cumples la expectativa proyectada por la imagen externa. Se me viene a la cabeza cuando chicos y chicas de programas televisivos, guapísimos y auténticas bellezas femeninas que aparecen además con una imagen que resalta más aun sus cualidades externas y saben lo que quieren o creen saberlo, abren, no ya sus bocas, sino sus cualidades internas. Es entonces cuando se aprecia que lo que buscan, hombre o mujer, es un ideal que los supera con creces. Con todo su derecho a exigir un tipo de pareja con un nivel más alto que el suyo no caen en la cuenta que no están a la altura de lo que quieren atraer.

En empresas, y negocios ocurre parecido. Locales, oficinas, vehículos extraordinarios llaman la atención de cualquiera. Quieren un tipo de cliente de alto poder adquisitivo, educado, elegante… idealizado al final, que los reporte lo que ellos no son capaces de ofrecer como contraprestación al producto y a veces, o, sobre todo, servicios al nivel al cual ingenuamente, se dirigen.

 

manuel-sevillano-2

Si quieres resultados extraordinarios, necesitas actitudes extraordinarias. El “envase” no es todo, y, aun así, debe ser también extraordinario, pero esto lo sabemos todos.

Lo que me parece más triste es cuando estos tipos de personas, con tal de no hacer el esfuerzo de adaptarse a ese medio al que aspiran, acaban excusándose en su orgullo ordinario y de mal gusto, lo cual me parece realmente respetable y debe ser respetado, pero entonces no trates de acudir al nivel superior, donde las cosas, se mueven de otra manera. Donde la gente se comunica de forma adecuada a ese nivel.

¿Somos conscientes de esto?

No creo que el mundo entero tenga que moverse en el nivel más alto de la sociedad. A cada uno nos gusta una cosa diferente y adecuada al esfuerzo que queramos realizar para conseguir nuestras metas. Pero si creo que hay que ser consciente de ese nivel para desenvolvernos en él con sus reglas. Si quiero acceder a un estatus superior, no bastará con la imagen externa. Tendré que moverme, comunicarme y utilizar los códigos que ese nivel superior entiende.

cuidado del cabello en verano

iStock_000041602538_Medium