PRIMERAS CANAS. SOLUCIONES.

¡¡¡MIS PRIMERAS CANAS!!!


profile-461076_960_720De repente un día levantas la mirada hacia el espejo y el estilista de la noche ha creado para ti un nuevo look con una raya abierta donde sin previo aviso aparecen… ¡¡¡unas canas!!!

Lo primero que se te viene a la cabeza es teñir el cabello ¡Pareceré mi madre! No sólo no es el fin del mundo, sino que además puede ser el pequeño empujón a un mundo de posibilidades y de cambios a los que, quizás, te estabas resistiendo.

Primero, mantener la calma. Ni pienses en teñirte con un tinte negro, a no ser que estés plenamente convencida de que será tu color, y por mucho tiempo.

Observa si esas canas realmente se ven en condiciones normales, es decir, según te peinas habitualmente. Es muy normal que esas primeras canas no se aprecien a simple vista y sin embargo pienses que sí ¿Por qué? Porque vas a estar abriendo el rayas en el pelo hasta que las veas… y eso no es lo normal. Si no quieres empezar aun con colores prueba a cambiar de peinado o asegúrate de que realmente se ven sin tocar.

SOLUCIONES ALTERNATIVAS AL COLOREADO COMPLETO DE CABELLO

 

SI ES UNA ZONA CONCRETA

girl-1308317_960_720En este caso, si se trata de un pequeño grupo de canas (lunar) o de pequeños grupitos, y no quieres hacer una coloración completa, en tu “pelu” puedes pedir que te “tapen” solamente en esos sitios. Puede ser con tu color o muy aproximado.

También puede hacer unas coloraciones parciales que sean discretas en la raíz donde están esas canas y aumentar la coloración en puntas, tipo “balayage”

 

 

 

 


manuel-sevillano-2


SI ESTÁN DISPERSAS POR EL CERCO DEL NACIMIENTO DEL ÓVALO FACIAL

girl-1532724_960_720En este caso la alternativa es simplemente camuflarlas. Puede ser el momento de coloraciones parciales en uno o dos colores. De los colores que decidas, se alternan según te aconseje tu estilista, para tapar donde estén las canas o bien disimularlas con el color más claro de forma que disminuya el contraste. Además, estas técnicas, son muy favorecedoras porque rompen la monotonía cromática del cabello.

Otra solución es dar tu color con “técnicas de peine” que suponen una especie de retoque de color parcial sin llegar del todo a la raíz. Casi con toda seguridad, ese color aplicado se irá perdiendo dando lugar a una iluminación del rostro que puede ser el inicio de una coloración parcial en tonos diferentes al tuyo. Como ocurre poco a poco, casi sin darte cuenta, podrás comprobar el efecto.

Y la última solución sería hacer decoloraciones parciales (aunque ya sabemos que esto va a depender de las modas y de si quieres que tu aspecto sea mucho más claro) que consiguen disminuir de forma drástica el contraste entre canas y mechas.

No hay que alarmarse porque hasta llegar a una coloración total, ya veis que hay soluciones y puede ser el principio de una estupenda relación entre las variaciones del color se tu cabello y tu personalidad. 

Manuel Sevillano

Asesoría de Imagen Vida en Sintonía