RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA COMO IMAGEN DE EMPRESA

www.vidaensintonia.comSuena a “imagen guay” y desde luego la Responsabilidad Social Corporativa tiene en su propia descripción y concepto unos tintes de compromiso, que en muchas ocasiones, nada tienen que ver con la realidad. Como asesor de imagen desde que tengo noticias de estos compromisos empresariales, he estado observándolos en las distintas empresas por las que me muevo. Porque me pareció algo estupendo ¿Cómo no? Me pareció incuestionable desde el punto de vista de la imagen de la empresa. Me pareció una fórmula de lavado de imagen para muchas empresas… y si ya lo cumplían, sería la leche.

Pero no. Muchas de estas corporaciones, aluden a la RSC en grandes y emocionantes carteles publicitarios, otorgándose ser los salvadores de la sociedad. Entidades financieras con fotos de abuelos y nietos en perfecta fusión feliz. Empresas energéticas que “generan calor humano y de radiador” en prensa, TV y redes sociales… y mientras tanto, por la puerta, salen con sus clausulas suelo, sus preferentes y pobreza energética.

Cuando tu imagen dice una cosa y tu actitud es otra, simple y llanamente no eres creíble. Si no vas a hacerlo, no lo digas. No lo firmes. No lo publicites.

Y me da igual que sea la RSC o cualquier otro compromiso. Si la imagen miente, si no es capaz de cumplir la expectativa creada, la imagen se verá “tocada”. Si no vas a cumplirlo no lo digas. La imagen es una herramienta muy potente como para desperdiciarla. No eres guay por la imagen externa si, cuando abres la boca o no actúas conforme a la imagen transmitida, la cagas.

Asesoría de Imagen Vida en Sintonía