Las cualidades de la “marca personal” en el mundo del diseño y del arte.

Las cualidades de la “marca personal”


Me llama la atención, y mucho, como el carácter de algunas personas influye en sus éxitos. He conocido profesionales del mundo del diseño, del arte que con su carácter tranquilo y afable son monstruos en el momento de crear. Otros con personalidades más complejas, dramáticas, extravagantes o excéntricas, incluso caprichosas tienen siempre un plus de efectividad. El aura que construyen a su alrededor es, a menudo, motivo de noticia.

La tranquilidad y la filosofía de Philippe Stark, su humildad como diseñador industrial contrasta con su capacidad de crear cosas sorprendentes. No necesita airear su vida, sus manías, exageraciones o extravagancias para ser un número uno. Todo queda suplido con sus creaciones.

Otros creadores son de la actitud del “que se hable de mí aunque sea bien”. Y con sus extravagancias, exigencias, su forma de vida consiguen portadas y noticias extras que resultan rentables para sus propósitos comerciales.

Crear esa “aura” es rentable. Ser conflictivo es rentable. Las cualidades para un universo personal en estas profesiones (no digo que no pueda ser para cualquier mortal, pero no resulta tan eficaz) son variadas y saber que puedes tenerlas y explotarlas resulta cuando menos interesante como “marca personal”

La habilidad de crear una noticia sin coste “comercial” supone un espaldarazo a tu profesión. Se ha usado siempre. La diferencia actualmente reside en que es más fácil publicar en tus propios medios, pero más difícil que sea una noticia de alcance, al competir con las miles de noticias que surgen cada segundo en el mundo.

La pretensión de ser como muchos otros es quedarse en el anonimato o tener que ser un genio y con posibilidades de estar en la mente de la gente. No estoy de acuerdo en que se simplifique lo que ha de ser tu marca personal. Esas cualidades de “profesionalidad”, “seriedad”, “credibilidad”, etc. cualidades que todo el mundo desea son al final cualidades que compiten en segunda división, aún cuando entiendo que su importancia es fundamental.


“La diferencia es la esencia”


Ser extravagante, conflictivo, excéntrico, exagerado, enigmático, irreverente, indisciplinado, etc. es rentable. Es noticiable. Es motivo de “marca personal”. No para todo el mundo pero sí para algunos.

Manuel Sevillano