EXTENSIONES DE CABELLO DE KERATINA. DESMONTANDO MITOS

EXTENSIONES DE CABELLO DE KERATINA


Las extensiones son un recurso rápido para tener, en unas horas, una longitud o densidad de cabello mayor. Dependiendo del tipo puedes alargar tu melena entre 40 y 50 cm.

De los diversos tipos de extensiones que hay en el mercado, para mí las más eficaces son las de keratina. Bien es cierto que cada uno de los tipos tienen sus ventajas e inconvenientes.

CLIP

Estas son muy fáciles de poner y quitar a conveniencia. Esa es su mayor ventaja. De cualquier manera, debes ir a un salón de belleza para la primera puesta.

¿Por qué? Porque todas las extensiones deben ser cortadas en capas en relación a tu cabello. Esa es la manera de que no se note que las llevas. Respetando la longitud y densidad deseadas pero tienen que quedar “unidas” visualmente a tu propio cabello. Al tener que hacer el corte, cada tira de extensiones tendrá una longitud determinada y hay que colocarlas en ese orden establecido por el corte. Por tanto deben ir numeradas para que sepas cuáles van más arriba y más abajo.

Para colocártelas en casa, una vez hecho todo el protocolo de peluquería, es conveniente que cardes una pequeña franja de tu cabello, donde irán colocadas y fijadas con los clips.

 


 

ADHESIVAS

Parece que este es el futuro. Como las de keratina, deben colocarse muy meticulosamente. Las ventajas son su durabilidad, aunque menor que las de keratina, y que son reutilizables. Puedes ponerlas y quitarlas varias veces. Eso sí, siempre por un profesional. Existen varios formatos en función de la longitud de la cortina de extensiones. Desde un cm. hasta unos 5 cm. Esto permite que se puedan colocar de la manera más adecuada a la zona de la cabeza donde se pongan. El protocolo de corte es igual que en cualquier tipo de extensión.

Todas las extensiones se deben cortar a capas para una perfecta unión con el estilo del cabello

 KERATINA

Estas extensiones, amadas y denostadas casi por igual, ofrecen las ventajas de su durabilidad, unos 4 meses, su posibilidad de combinar varios colores en pequeñas porciones, como mechas o efectos balayage, y su resistencia al ir fundidas con el propio cabello. Pueden ser reutilizables, pero con bastante trabajo que hay que pagar casi como si fuesen nuevas. Pide siempre presupuesto. También deben ser retiradas por manos profesionales.


DESMONTANDO MITOS DE LA KERATINA

Obviamente, dando por sentado que se ponen en las condiciones adecuadas, no tienen que ser incómodas. Si no se ponen bien, resultan molestas. Si alguna te resulta incómoda, te la pueden quitar volver a poner bien.

ROMPEN EL CABELLO. Falso ¿Cuá sería el motivo? Esta es la afirmación que menos entiendo. A no ser que ese cabello esté “enfermo” y se rompiese de cualquier manera y por cualquier motivo.

HAY QUE CORTAR EL CABELLO PARA QUITARLAS. Falso. Este mito viene de unas extensiones que se pegaban con pegamentos térmicos hace muchos, mucho años. La keratina es soluble en unos disolventes especiales que hacen que se quiten sin problemas.

no obstante, aquí también tiene mucho que ver la calidad de la keratina. Si es de calidad, esta se rompe como un cristal sin dejar residuos.

 SE CAE EL CABELLO. Bueno, por partes. El cabello se renueva constantemente. Cada día de pueden llegar a perder hasta 100 cabellos en una cabellera sana. Por tanto esto afecta a los cabellos que están unidos a la extensión. Puedes ver, con el tiempo, que alrededor de la “soldadura” de keratina, hay cabellos sueltos con raíz. Esos son de los 100 mencionados antes que se tienen que caer. Pero como están soldados a la extensión, no se eliminan y se quedan ahí. Tranquila, en su lugar está ya naciendo otro nuevo. 

Además, ese es el motivo por el cual no pueden estar más de 4 o 5 meses puestas, porque se quedarían colgando, cada vez, de menos cabellos… y eso sí puede hacer que acabe siendo doloroso

Las extensiones, todas, todas, de cualquier tipo, hay que cuidarlas. Más incluso, que tu propio cabello. Allí donde te las pongan te darán las instrucciones precisas para que las luzcas en todo su esplendor y sirvan a tu nueva imagen.

¡¡¡No todos los cabellos son aptos para llevar extensiones!!! Si estás sufriendo un periodo de caída de cabello, no debes ponerlas.

No sirven tampoco para tapar zonas altas de la cabeza.

¿Tienes consultas que hacerme sobre este tema? Escríbeme

Manuel Sevillano